Noticias y reportajes

El culto a la masculinidad entre los hombres rusos

12 de Enero de 2017

El fotógrafo ruso Fiódor Telkov presenta una serie fotográfica sobre la imagen del hombre perfecto en el Cáucaso.

Zaurbek Maliti, 26, profesor: ¿Cómo debe ser un hombre? “Debe ser valiente, por supuesto, y debe tener palabra. Si dices que vas a hacer algo, debes hacerlo. Para un hombre, lo principal es el honor. Lo demás es secundario”.

Los osetios descienden de pueblos nómadas de habla iraní: los escitas y los sármatas. En las escrituras históricas del siglo II d.C., estas tribus eran conocidas por su potencia militar y política.

La nación osetia ha pasado por algunas malas épocas en las que su singularidad y su supervivencia se han visto amenazadas. Esta dura vida ha perfilado el carácter osetio: un hombre osetio es orgulloso y lucha por su libertad. Los valores nacionales enfatizan la supremacía del luchador antiguo: valiente, fuerte y libre. Todos los hombres y muchachos de osetia intentan encajar en esta imagen. Lo primero que se hace evidente en Osetia es el físico perfecto de los hombres locales. Todos los jóvenes practican las artes marciales, y la más famosa de ellas es la lucha libre.

Osetia es el hogar del culto a la virilidad. Esto se debe a la herencia cultural y étnica de la región. Siempre ha sido muy importante la idea de ser un gran luchador y del héroe, por lo que Osetia cuenta con más héroes de la Unión Soviética y Rusia que cualquier otro país. Sin embargo, este culto tiene un lado negativo: la intolerancia hacia quienes no cumplen con este estereotipo. Uno de los participantes del proyecto fotográfico declaraba que ha recibido insultos por llevar zapatos de colores.

Alijan Ktsoev, 13, estudiante: “Un hombre debe ser atlético y tener un carácter fuerte”.

El santo más importante de la religión local es Uastrydzhi, el patrón de los hombres y los viajeros y el enemigo de los criminales y los ladrones. La imagen del santo sobre un caballo blanco se encuentra por todas partes (en la imagen: Uastrydzhi tallado en un acantilado). Alan Jugaev, 26, luchador de artes marciales: “Un hombre debe ser luchador y tener un carácter y unos principios fuertes. Su vida debe valer la pena”.

Jetik Tsabolov, 26, luchador de artes marciales. “Un hombre no puede tener miedo. No debe mentir, debe mantener su palabra y debe saber quién es. Tiene que protegerse y defender a su familia”.

Vladimir Tulaev, 16, estudiante. “Un hombre tiene que ser valiente, no debe tener miedo, debe estar bien desarrollado y ser inteligente.”

Cesar Tibilov, 35, entrenador honorífico de Rusia. “Un hombre debe comportarse como un hombre, debe ser valiente, intrépido y bueno. Debe amar a su familia y su trabajo. Un hombre ayuda a los demás a mantenerse en pie. Debe respetar a los ancianos y a los jóvenes. Debe ser un hombre muy bueno.”

Fuente

Hecho con Juanfran Díaz