Noticias y reportajes

Bromance, una solución para los estereotipos tóxicos de la masculinidad

12 de Junio de 2017

Un estudio realizado por académicos de la Universidad de Winchester en el Reino Unido señala que las relaciones homoeróticas entre hombres heterosexuales conocidas como “Bromance” ayudan a terminar con las actitudes y comportamientos “tóxicos” relacionados con los estereotipos de la masculinidad y la homofobia.

El estudio constó en la realización de una encuesta a 30 hombres heterosexuales universitarios con el fin de saber sobre la manera en la que establecían relaciones amistosas y afectivas con otros hombres heterosexuales y para conocer lo que entendían como un bromance, término utilizado para referirse a una relación sentimental estrecha entre dos hombres heterosexuales que no implica la atracción sexual. El estudio fue publicado en la revista Sex Roles.

“Un bromance es entre amigos cuyo apoyo mutuo es ilimitado y constante. Todos los participantes dijeron que tenían al menos una relación que se podía catalogar como un bromance. Los participantes sugirieron que un amigo bromantico era una persona que está literalmente a su disposición todo el tiempo”, señaló Adam White, coautor del estudio.

De acuerdo con la investigación, las relaciones afectivas e íntimas entre hombres heterosexuales se encuentran más matizadas debido a que existe una aceptación más marcada de la homosexualidad, lo cual a su vez permite combatir las actitudes machistas que pueden causar daño a otras personas y al propio hombre.

Los entrevistados señalaron que este tipo de relaciones era importante en su vida, ya que con el hombre que consideraban su bromance podían discutir temas de salud y deseo sexual porque existía completa confianza y confidencialidad, algo que no experimentaban con otro tipo de amigos o amigas ni con su familia.

“Es claro que un bromance ofrece un profundo sentido de la revelación sin carga y la emotividad basada en la confianza y el amor”, señaló Stefan Robinson, principal autor de la investigación. Por su parte, Eric Anderson y Adam White, coautores del estudio, señalaron que la investigación señala que existe una expansión de las libertades sociales y de los límites sobre la masculinidad, ya que los bromances ayudan a fomentar una cultura más emotva, expresiva y saludable.

“La falta de atracción sexual distingue a estos hombres como heterosexuales y muestra que los hombres comparten una comprensión progresiva de que el amor puede existir entre dos personas sin la necesidad o requisito de que tengan relaciones sexuales entre sí”, señaló Robinson.

Las conclusiones de la investigación sugieren que, por el contrario a lo que suponen los programas televisivos que califican el bromance como una fantasía, éste es una relación real que cada vez más los hombres heterosexuales comienzan a establecer y con la que empujan los márgenes culturales de la masculinidad y la abren hacia los comportamientos íntimos y expresivos, pues la mayoría de los participantes indicaron que en alguna ocasión habían besado, acariciado o “cuchareado” con su bromance.

Imagen tomada de Speak Gay. Puede consultar la investigación aquí.

Fuente

Hecho con Juanfran Díaz