Emociones

Se dice que los hombres somos poco emocionales, que no mostramos nuestros sentimientos e, incluso, que somos herméticos. Algo de razón puede haber en estas ideas pues los hombres hemos sido educados en mayoría para retener nuestras emociones, especialmente las emociones tiernas o blandas. De hecho el mundo emocional de los hombres puede resultar escaso al no haber tenido la experiencia previa que permitiera incorporar un rango amplio de emociones, de tal manera que ahora se hace difícil expresar pero también identificar emociones que no están en el “catálogo” personal del hombre.

Hecho con Juanfran Díaz